Cargando...

tratamientos de pecho

Elije el procedimiento que desees conocer

Aumento

Elevación

Aumento y Elevación

Reducción

Ginecomastía

Detalles del tratamiento:

Diversos factores como embarazos, lactancia, cambios de peso, el envejecimiento y la gravedad, producen cambios en la apariencia de las mamas, entre los que destacan la pérdida de elasticidad y de volumen, lo que condiciona la alteración de la forma mamaria y su caída. Si sus mamas son pequeñas o han perdido volumen después de los embarazos, unas prótesis mamarias implantadas en conjunto con una elevación puede incrementar tanto la firmeza como el tamaño de las mamas.

. Existe una variedad de técnicas quirúrgicas distintas para dar forma y volumen, y elevar las mamas, pero todas conllevan una combinación de una técnica de mastopexia y de aumento mamario. Ambas técnicas pueden consultarse con detenimiento en nuestros apartados de Aumento y Elevación.

aumento de pecho

¿Qué es?

La reducción de mamas o mamoplastia de reducción es una cirugía que pretende eliminar el tejido sobrante en ambas mamas y reposicionar sus elementos anatómicos para conseguir un pecho más pequeño, ligero y firme.

Está indicada para mujeres con pechos grandes y caídos, algunas de las cuales padecen problemas médicos asociados a esta condición física, como dolores de espalda y en la nuca, irritación cutánea, problemas respiratorios o deformaciones óseas. Una talla de pecho excesivamente grande puede provocar en la mujer o en la adolescente una enorme falta de confianza en sí misma, que llega a influir en su vida diaria.

¿Cómo se realiza?

Es un procedimiento que se realiza en quirófano, habitualmente con anestesia general. La intervención tiene una duración aproximada de unas 2 ó 3 horas, se lleva a cabo en una clínica y necesita hospitalización el tiempo que se estime necesario hasta su recuperación.

Existen diferentes técnicas para la reducción de mamas, pero la más común consiste en hacer una incisión alrededor de su areola, en forma de ancla hacia abajo, siguiendo la forma curva del pecho. Se extrae el exceso de tejido glandular, grasa y piel y se mueven el pezón y la areola hacia su nueva posición. Se recoloca la piel de ambos lados, formando el nuevo contorno de la mama. En la mayoría de los casos, los pezones permanecen sujetos a sus vasos sanguíneos y nervios, y son colocados en una posición más elevada. Las cicatrices estarán situadas siempre alrededor de la areola; además dependiendo del volumen mamario y la técnica elegida por el cirujano, pueden tener una prolongación vertical sólo, o bien una prolongación vertical y horizontal en el surco, en forma de T invertida.

Tras la cirugía

Se le pondrá un vendaje elástico o un sujetador especial por encima de las gasas. Puede sentir dolor durante los 2 primeros días y algunas molestias durante la primera semana. Deberá evitar levantar pesos y empujar cosas pesadas durante 3 ó 4 semanas.

La hinchazón y los morados desaparecen en las primeras semanas, y pueden transcurrir de 6 meses a 1 año antes de que sus mamas tengan definitivamente una nueva forma. Notará que la forma de su cuerpo ha cambiado, se verá más proporcionada y la ropa le quedará mejor.

Top