Cargando...

Tratamientos para la cara

Elije el procedimiento que desees conocer

Cirugía de Nariz

Cirugía de Oreja

Párpados y Cejas

Frente, Mejilla y Cuello

¿Qué es?

Consiste en la remodelación de la nariz de una persona para darle un aspecto más anatómico y acorde a su fisonomía. Una nariz grande, aguileña, con caballete pronunciado, de punta gruesa, es subsidiaria de ser intervenida quirúrgicamente para darle una forma y una estética más armónica.

El paciente ideal es un hombre o mujer joven y sano física y mentalmente, con una nariz grande y que desea armonizar la anatomía de su cara aunque a partir de los 40. Este tipo de cirugía rejuvenece el rostro.

¿Cómo se realiza?

En las intervenciones de nariz lo habitual es utilizar anestesia general, ya que mantiene al paciente relajado y dormido totalmente, con ausencia completa de dolor. Existen múltiples técnicas de rinoplastia, si bien se tiende a englobarlas en dos tipos de procedimientos: A) Rinoplastia abierta: Se requiere una incisión en la columela nasal para abordar más fácilmente las diferentes estructuras de la nariz. B) Rinoplastia cerrada: La incisión se realiza en el vestíbulo nasal sin necesidad de realizar una incisión “visible” en la columela. La decisión quirúrgica de realizar una rinoplastia abierta o cerrada depende del cirujano y del tipo de nariz, contando siempre con la opinión del paciente.

La rinoplastia abierta se realiza a través de la columela (zona anterior del tabique nasal) siendo la cicatriz muy poco apreciable estéticamente en pocos meses, mientras que la rinoplastia cerrada se hace a través del vestíbulo nasal (por dentro de la nariz) y es invisible. Habrá casos en la que esté más indicado la rinoplastia cerrada y habrá otros donde lo esté la abierta. En todo caso, se valora cual es la más aconsejable para cada tipo de paciente con tal de que el resultado sea el más satisfactorio y deseable.

Tras la cirugía

Durante los primeros días la nariz y zonas adyacentes se encuentran inflamadas y con hematomas, pero a medida que pasa el tiempo van desapareciendo espontáneamente. Durante los primeros días no se debe tocar la férula que se coloca sobre la nariz al finalizar la intervención, ni el taponamiento nasal (éste se retira a los 2 o 5 días según el caso). La nariz y zonas adyacentes se encuentran inflamadas y con hematomas, pero a medida que pasa el tiempo van desapareciendo espontáneamente.

La férula nasal se retira a los 7-1O días pero se debe tener especial cuidado en no recibir traumatismo alguno. A los pocos días ya se aprecian los resultados pero no es hasta pasado el primer año cuando se consideran definitivos. El principal objetivo de la rinoplastia no es cambiar la cara del/la paciente, sino que el principal defecto que tenía pase inadvertido y mejore la armonía general de su rostro.

Top